martes, 23 de octubre de 2012

Llevando oxígeno a las células

Mientras la persona se ejercita, los vasos sanguíneos de los músculos se dilatan y el flujo de sangre es mayor

 
Si una persona planea ejercitarse por más que algunos minutos, su cuerpo necesita llevar oxígeno hacia los músculos, o ellos paran de trabajar. La cantidad de oxígeno que los músculos usarán depende de llevar sangre a los músculos y extraer oxígeno de la sangre hacia el tejido muscular. Los músculos en actividad pueden extraer oxígeno de la sangre 3 veces, así como los músculos relajados.

Como el cuerpo aumenta el flujo de sangre

El cuerpo tiene muchas maneras de aumentar el flujo de sangre arterial (sangre rica en oxígeno) de un músculo en actividad:
  • Aumento del flujo sanguíneo local para el músculo que se ejercita.
  • Desvío del flujo sanguíneo de órganos no esenciales para el músculo que se ejercita.
  • Aumento del flujo sanguíneo del corazón.
  • Aumento de la frecuencia y de la profundidad de la respiración.
  • Aumento de la liberación de oxígeno de la hemoglobina hacia el músculo que se ejercita.
Estos mecanismos pueden aumentar el flujo de sangre de los músculos que se ejercitan hasta 5 veces. Esto significa que la cantidad de oxígeno disponible para los músculos en actividad puede aumentar hasta 15 veces !!!

Vamos a examinar más de cerca como aumentar el flujo sanguíneo en los músculos que se ejercitan.

La dilatación de los vasos sanguínenos

Mientras la persona se ejercita, los vasos sanguíneos de los músculos se dilatan y el flujo de sangre es mayor. El cuerpo tiene una manera interesante de hacer que esos vasos expandan.
A medida que el ATP es gastado en los músculos que se ejercitan, el músculo produce muchos subproductos metabólicos (como adenosina, iones de hidrógeno y dióxido de carbono). Estos subproductos dejan las células musculares y hacen que los capilares (pequeños vasos sanguíneos de paredes muy finas) dentro del músculo se expandan o se dilaten (vasodilatación). El aumento del flujo sanguíneo lleva más sangre oxigenada al músculo que está en movimiento.

Cuando la persona empieza a ejercitarse, parte de la sangre de los órganos es desviado hacia los músculos.

El desvío de la sangre de los órganos

  • Cuando se empieza a ejercitarse, un desvío notable acontece. La sangre que iría para el estómago o para los riñones van para los músculos, y esto muestra como los procesos corporales pueden dominar unos a los otros.
  • A medida que los músculos empiezan a trabajar, el sistema nervioso simpático, que es una parte del sistema nervioso autonómico o automático (esto es, el tronco encefálico y la médula espinal) estimula los nervios del corazón y a los vasos sanguíneos.
  • Esta estimulación nerviosa hace que los vasos sanguíneos (arterias y venas) se contraigan o lleguen a la vasoconstricción. Esta vasoconstricción reduce el flujo sanguíneo de los tejidos.
  • Los músculos también reciben el mando para la vasoconstricción, pero los subproductos metabólicos producidos dentro de ellos anulan este mando y causan la vasodilatación, como citamos arriba.
  • El resto del cuerpo recibe el mensaje para constipar los vasos sanguíneos y los músculos dilatan sus tiestos. El flujo sanguíneo de algunos órganos (por ejemplo, el estómago, los intestinos y el riñón) es desviado para el músculo que se ejercita. Esto ayuda a aumentar todavía más la distribución de sangre oxigenada para el músculo en actividad.
Dos factores principales contribuyen para que el flujo sanguíneo sea reducido en los tejidos inactivos:
  • Mayor flujo anterógrado del sistema nervioso simpático (mecanismos central y periférico) y;
  • Sustancias químicas locales que estimulan directamente la vasoconstricción o que exacerban los efectos de otros vasoconstrictores.
En estudio realizado en 1994, verificó que la vasodilatación terciada por el óxido nítrico (ON) contribuye a la distribución del flujo sanguíneo a los músculos durante el ejercicio físico, sugiriendo que la elevada producción de (ON) en la circulación muscular sea resultante de esa actividad.
  • Después de los entrenamientos los culturistas quieren unos músculos congestionados al máximo y unas venas bien visibles, mostrando una acelerada circulación de la sangre en los músculos, además de querer que este efecto dure lo máximo en tiempo.
  • Además de los efectos, necesitan de un mejor tránsito de oxígeno y nutrientes para los músculos y una regeneración más rápida.
  • En resumen, se requieren de agentes impulsores que hagan trabajar bien los vasos sanguíneos sin dispersar los agentes promotores del (ON).
Los suplementos fabricados ricos en (ON) de la actualidad revolucionaron los gimnasios ya que se basan en tecnología para la liberación gradual de (ON) en el organismo, generando y manteneniendo los niveles de óxido nítrico; que anteriormente era prácticamente imposible. Anteriormente el ph del cuerpo tendía a disolver cualquier agente o sustancia que generase (ON) en el organismo, pero con el ph controlado a través de los modernos sistemas de administración encontrados en los nuevos suplementos de hoy, el organismo no sólo acepta a los agentes que liberan (ON); también puede mantenerlos al alto nivel en los músculos a lo largo de todo el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada